La maestra Alicia nos invita a reflexionar…

Mis reflexiones y algunas inquietudes 

Por: Alicia Cáceres de Reyes

En  el transcurso de los años hemos visto como ha crecido y  se ha potenciado con el trabajo de sus cultores la Artesanía urbana o contemporánea sin que esto lleve a gran reconocimiento en el campo de la cultura nacional.

Oficialmente se instituyen premios, concursos, proyectos, fondos concursables inalcanzables para la mayoría de nosotros, son luces que no nos alcanzan. ¿Cuál es el motivo? 

¿Hasta cuando la artesanía urbana será la pariente pobre de la Artesanía Tradicional?  Y aún más de la Escultura y la Pintura. Cuando en muchos casos el artesano es el “realizador” de los proyectos de los escultores.

Uds. que están trabajando en este Proyecto de ley de la república para el fomento y protección de la artesanía, seguramente más de alguna vez se han hecho estas preguntas.

¿Porque el artesano tiene que ser un itinerante, un nómade con su trabajo?, cuando los años no pesan pasa a ser una aventura interesante,  pero, ¿hasta cuándo?, además sin previsión y  sin capital de trabajo.

¿Porque nos sucede esto?

  • por nuestra falta de organización
  • por nuestro continuo individualismo
  • por la falta de metas de largo alcance
  • por nuestra precariedad y aislamiento
  • porque no somos interlocutores validos ante tanto divisionismo
  • nos falta compromiso de asociación
  •  no hay compromiso para asistir a  reuniones ni integrar comisiones
  • Sin embargo, somos creadores, producimos recursos para los nuestros y nuestra familia

Con nuestro trabajo representamos nuestro ser nacional con su diversa identidad, damos imagen de país, no somos del montón.

¿PORQUE NO NOS CREEMOS NUESTRO PROPIO CUENTO?…

Sigo… Aguántenme, total, queda el recurso de enviarme a la papelera…

En los medios periodísticos se maneja el término “hecho artesanalmente” como sinónimo de mal hecho, y nosotros lo hemos permitido.

Sin embargo, nada menos que el Papa Francisco en Tierra Santa, aludiendo al conflicto eterno entre Israel y Palestina, ha dicho que para trabajar por la solución de este conflicto, “hay que ser artesanos de la paz” como sinónimo de delicadeza , amor, oficio, que es el fundamento de la artesanía.

Gracias por la paciencia:

ALICIA CACERES DE REYES